30
Lun, Nov

Víctor Cea: “Quizá nos pesó la responsabilidad de ser el primer partido aquí”

C.F. Talavera

No le gustó el encuentro a Víctor Cea, preparador del CF Talavera de la Reina, para quien, a su juicio, “creo que se dio un partido bastante descontrolado, mucho más de los que buscábamos. Sabíamos que si el partido se rompía y se alocaba, ellos se iban a sentir a gusto. Nosotros buscábamos lo opuesto, un partido más controlado y dominado y creo que no fuimos capaces de controlarlo, de hecho si lo hubiéramos logrado hubiéramos estado más cerca de ganarlo. Tenemos que crecer primero en intentar dominar los partidos ante equipos de un perfil como este, que se te rompen, con gente descolgada, que te aprietan de manera desordenada y que con el ímpetu te hacen ver más peligros. Primero tenemos que intentar que no se den estos partidos y segundo que los que no se controlen se pueda ser competitivo. Sí queremos ser competitivos siempre no nos puede servir como excusa que se nos rompa el partido y no seamos competitivos. Tenemos que evitar estas cosas, pero está claro que si nos dan, tenemos que dar un nivel más”.

No va alterar esta derrota los planes del técnico, quien recordaba que “igual que la semana pasada estábamos tranquilos, en esta seguiremos tranquilos. Estamos dolidos, nos da rabia por la gente y por la ilusión que había en la ciudad, pero ni vamos a estar un lado ni en otro. Creo que si nos convertimos en eso, porque el fútbol parece que está programado así, pero si somos así no seremos competitivos. Debemos entender que la normalidad es que los equipos también juegan, que te mides a un rival como Melilla de un potencial muy grande, es el más veterano en Segunda ‘B’ y viene de hacer grandes proyectos”.

Sí que es cierto que Víctor Cea reconocía que a sus chicos les pudo la presión de estrenarse en casa: “No hay que olvidarse que cometimos errores, que hicimos cosas que no estaban bien y que debemos de corregirlas para ser mejores. Lo dijimos en Mérida y lo decimos ahora. Creo que teníamos unas ganas de agradar por jugar en casa y que no nos han ayudado del todo. Teníamos algo de nerviosismo, con la toda de decisión poco acertada. Quizá nos pesó la responsabilidad de ser el primer partido aquí. Los jugadores sentían que pese a no haber afición había gente en los balcones, gente fuera del estadio… Querían agradar a todos ellos y a veces ese exceso de responsabilidad te lleva a estar atenazado y a tomar peores decisiones. Hubo momento en los que el problema era la toma de decisión porque espacios había y no los encontramos”.

“En la primera parte, quitando los primeros diez o quince minutos en los que nos iban a apretar altos, sabíamos que íbamos a dominar a través de la posesión de valor y jugar en campo contrario. Los ratos que lo hicimos creo que estuvimos bien, pero fueron pocos ratos. En la segunda parte, cuando veíamos que íbamos a exponer sabíamos que íbamos a tener más espacio para romper y se han roto. Ahí creíamos que debíamos tener la tranquilidad, una vez superada la primera línea de presión, de circular, acabar encontrando superioridades y las había, no había ni que generarlas. Es fácil decirlo desde fuera y hacerlo desde dentro. Quizá tanto exceso de responsabilidad no es bueno y debemos de crecer. Vemos ejemplos de equipos más grandes que viven estas mismas circunstancias. Tenemos que aprender de ello y que nos ayude a crecer, yo el primero, por supuesto”, indicaba al respecto.

Reconocía el entrenador del equipo de Talavera de la Reina que “las prisas no son buenas, querer llevar la bola arriba rápido te hace que el balón te vuelva rápido, querer llevarlo te cualquier forma te hace que rebote rápido. Son tres o cuatro jugadores del rival descolgados esperando que te pase eso y probablemente te pueden hacer daño. Había muchos minutos desde el empate para ganar el partido. Nos faltó ese punto de paciencia y calma para intentar ir a por el partido y hacerlo bien, pero hacerlo con calma. Es muy fácil decirlo aquí, pero hay que hacerlo en el campo y ese exceso de responsabilidad no te ayuda a tomar las mejores decisiones”.

Preguntado sobre la diferencia del encuentro de la primera jornada y éste de la segunda, Víctor Cea afirmaba que “el día de Mérida dominamos el partido y esta vez no. Ha habido un momento que fue una moneda al aire. Si el gol que nos anulan nos lo dan como gol, te pones por delante y lo mismo acabas ganando. Igualmente no hubiéramos estado satisfechos con el juego aunque hubiéramos ganado. Al final es el Melilla el que se lleva esa situación tirando monedas al aire, les cayó cara y se llevaron del partido. El día de Mérida se jugó a lo que quisimos y esta vez fue una moneda al aire, ni se jugó a lo que querían ellos, ni a lo que queríamos nosotros. El partido fue una moneda al aire y nosotros seguro que no queremos que se dé”.