24
Mar, Nov
0 Nuevos artículos

El Circuito de Estoril pone el epílogo a la temporada 2020 en WorldSBK

Álvaro Bautista

El Campeonato del Mundo MOTUL FIM Superbike 2020 prepara ya su grand finale con la celebración del Round Pirelli de Estoril, en Portugal. El título se decidirá este fin de semana entre Jonathan Rea (Kawasaki Racing Team WorldSBK), el claro favorito, y Scott Redding (ARUBA.IT Racing - Ducati), que hará todo lo que esté en su mano para llevar el pulso por la corona hasta el domingo. Hay 62 puntos disponibles, 59 separan a los dos rivales y solo uno puede ser Campeón. Que comience la batalla por el tan esperado regreso de la competición de WorldSBK a Estoril.

Jonathan Rea ha protagonizado una temporada asombrosa; quizá no haya sido tan dominante como en temporadas pasadas, pero sí ha sido espectacularmente consistente y devastadoramente rápido. El norirlandés debería poder concluir el campeonato el sábado por la tarde, salvo calamidades importantes difíciles de imaginar. En las carreras de motos no es baladí esperar lo inesperado, pero la forma del pentacampeón sugiere que no permitirá que Scott Redding acumule más de 60 puntos en tan corto plazo de tiempo. La expectación ante el virtual sexto título genera una presión de forma natural, pero Rea ya la ha afrontado antes, y siempre con éxito…

Para Scott Redding, el trabajo en cuestión es fácil de entender; tiene que ganar tres carreras. La pregunta más importante y posiblemente más urgente es: ¿Será una misión factible? Redding tiene una buena experiencia en las curvas de Estoril desde sus días en los Grandes Premios y al menos abordará el reto sin tener que familiarizarse con el trazado. Sin embargo, tendrá que comprender las características de una montura de WorldSBK en esa pista. En Estoril, Redding tiene la experiencia, pero eso podría jugar incluso en contra si la utiliza para comparar o dar demasiadas cosas por sabidas. Para Rea, que no conoce referencias, el Round comienza desde un lienzo en blanco. Una dinámica interesante, tanto como la del título.

Al margen de esta pelea, hay otro intenso pulso por el tercer puesto entre Chaz Davies (ARUBA.IT Racing - Ducati) y Michael van der Mark (PATA YAMAHA WorldSBK Official Team). En los dos últimos Rounds, Davies ha sumado un total de nueve puntos más que el holandés, y éste necesita ahora superar una brecha de 19; no lo ha logrado en todo el año y la última vez que lo hizo fue en Laguna Seca el año pasado, cuando anotó 45 puntos más. Van der Mark fue tercero en la general en 2018 y quiere recuperar esa plaza, pero fue el mismo año en que Davies fue segundo en la carrera por el título, un lugar al que no hace ha acercado desde entonces ¿Podrá mantener a raya a van der Mark una ronda más?

A 24 puntos de van der Mark, Alex Lowes (Kawasaki Racing Team WorldSBK) lidera la batalla para entrar en el top 5 del Campeonato. Está cuatro puntos por delante de Toprak Razgatlioglu (PATA YAMAHA WorldSBK Official Team), mientras que Michael Ruben Rinaldi (Team GOELEVEN) está nueve más atrás. Los tres pilotos conocen la importancia de terminar entre los siete primeros en la general y los tres han sido ganadores en 2020. Es una batalla que llegará hasta el final el domingo, pero ¿quién estará delante al final de la temporada?

Rinaldi está además en otra batalla, ya que él y Loris Baz (Ten Kate Racing Yamaha) aspiran a ser el mejor piloto independiente de 2020. El francés tiene 31 puntos menos, una diferencia salvable. Tres podios en las últimas cinco carreras han hecho que Baz esté más cerca de darle la vuelta a esta contienda, pero necesitará un botín de puntos muy sustancioso en Estoril para derrotar a Rinaldi. El italiano lo tiene más fácil: Si supera a Baz por siete puntos en la Carrera 1 se habrá asegurado el título de mejor independiente.

En Portugal también se dirimirá un mano a mano interno en el garaje de Honda, ya que Álvaro Bautista (Team HRC) se ubica en novena posición del Campeonato, ocho puntos por delante de su compañero de equipo Leon Haslam, 99 y 91 puntos respectivamente. Bautista vivió un Round desastroso en Magny-Cours, pero espera recuperarse en un circuito donde ganó en tres ocasiones durante su carrera en los GG.PP. Haslam logró en este escenario su mejor resultado en el Campeonato del Mundo de 250cc y aspira a que sea el circuito que le permita subir al podio. Si no, sería su primer año completo desde 2013 en el que no lo visita.

Detrás, Garrett Gerloff (GRT Yamaha WorldSBK Junior Team) tiene la oportunidad de arrebatar a Haslam un puesto final entre los diez primeros. Actualmente con 78 puntos y a 13 del británico, Gerloff ya ha demostrado antes que puede sorprender en circuitos inexplorados, como en Catalunya, donde subió al podio. Tom Sykes (BMW Motorrad WorldSBK Team) es actualmente duodécimo, a dos puntos de su archirrival Gerloff, y nunca ha corrido en Estoril. En 13ª posición está Federico Caricasulo (GRT Yamaha WorldSBK Junior Team), que tiene cuatro puntos más que Eugene Laverty (BMW Motorrad WorldSBK Team). El irlandés sí ha rodado en Estoril, cuando competía en MotoGP.

Xavi Forés (Kawasaki Puccetti Racing) disputará su último Round con Puccetti Racing. A dos puntos de Laverty, el valenciano intentará despedirse ofreciendo un buen rendimiento. Leandro Mercado (Motocorsa Racing) está detrás del español y con un cierto margen sobre Sylvain Barrier (Brixx Performance), mientras que Maximilian Scheib (ORELAC Racing VerdNatura) será sustituido por Sheridan Morais. El último Round supondrá la oportunidad de que Loris Cresson (OUTDO Kawasaki TPR) debute en WorldSBK. El belga es el nuevo reemplazo de Sandro Cortese, quien sigue en proceso de recuperación tras su caída y lesión en Portimao. Matteo Ferrari se une al Barni Racing Team para esta última ronda y Eric Granado entra en el MIE Racing HONDA Team, que vuelve a contar con dos pilotos.

Finalmente, también se decidirá aquí el Campeonato de Fabricantes. Si Kawasaki puede superar a Ducati por 11 puntos en la Carrera 1, se habrá asegurado el título. Si Kawasaki gana, Ducati deberá tener un piloto que termine en el podio. Sin embargo, si Ducati le resta puntos a Kawasaki en la Carrera 1, el título se decidiría en la última jornada de competición del año.