30
Lun, Nov
0 Nuevos artículos

Fernando Alarza: “Sabía lo que tenía dentro antes de venir y no ha sido ninguna sorpresa”

Fernando Alarza

El 27º puesto obtenido por Fernando Alarza en el Campeonato del Mundo de Triatlón celebrado este pasado sábado en Hamburgo dejó al de Talavera de la Reina con mal sabor de boca, si bien es cierto sabía que las circunstancias que se daban quizá no eran las más idóneas para conseguir un buen resultado.

Era franco el talaverano al destacar que los resultados no eran a los que no tienen acostumbramos tanto él como sus compañeros de la Tri – Armada, algo mermada tras la renuncia de Javi Gómez Noya: “Sin duda no fue un buen día ni para el equipo ni para mí”.

No le sorprendía quedar alejado de los puestos de cabeza en una carrera donde siempre estuvo fuera del grupo cabecero y la cual dinamitaron los hermanos Bronwlee desde el primero de los sectores: “Sabía lo que tenía dentro antes de venir y no ha sido ninguna sorpresa”.

Lo achaca Fernando Alarza a dos factores principales: “Falta de motivación ante un año horrible para todos y unas molestias que llevo arrastrando muchas semanas han hecho que no pudiese preparar una carrera como esta, y a estos niveles eso se paga”.

Pese a esta tesitura el cerámico decidió aceptar el reto y competir: “A pesar de todo, quería estar aquí, quería disfrutar de nuevo de la competición pasase lo que pasase y a mi parecer debes competir si es lo que te apetece aunque no estés a buen nivel”.

El resultado en Hamburgo le hace replantearse su calendario en este 2020 casi inédito: “Ahora vuelta a casa con cambio de planes... Iba a viajar a la Copa del Mundo de Karlovy Vary pero mis molestias se acentuaron durante la carrera y la recomendación del equipo médico es empezar a recuperar lo antes posible para empezar la pretemporada en las mejores condiciones”.

Lanzaba el talaverano un mensaje de ánimo: “Si alguien duda de que la Triarmada no volverá, deciros que volveremos más fuertes”, a la par que daba su “enhorabuena a los justos ganadores”, encabezados por el galo Vicent Luis.